Comportamiento En La Plataforma

Print
Hits: 598

 

a)    No te rías o hables en la plataforma con otro hermano, ni ten­gas alguna conversación innecesaria, por la cual el ministro ha te­nido que reprender a otros de la congregación. Vivamos el ejemplo nosotros mismos. Practica lo que predicas.

b)   Cualquier comunicación que sea necesaria para el orden del servicio, debe ser hecha en tonos inaudibles.

c)    No mires curiosamen­te acá o allá, más bien, trata de tener un espíritu alegre, pero al mis­mo tiempo serio, de acuerdo con los deberes de la hora.

d)   Evita peinarte, ajustarte la ropa o aparentar en alguna forma estar poniendo el toque final a tu atavío delante de la congregación.

e)    No hagas ruido con las hojas del himnario para buscar el próximo himno, mientras que otro esté dirigiendo la oración; al contrario participa en ella y corónala con el Amén.

f)     No te levantes inquietamente para buscar la porción de la Es­critura antes de que se haya terminado el canto.

g)   No te recuestes en la silla, ni te sientes con las piernas cruzadas, es un hábito intolera­ble.

h)   No suenes la nariz como si fuera una trompeta, ni hagas uso del pañuelo innecesariamente.

i)     No reprendas el desorden en una forma que lo aumentes.

j)     No hagas algún anuncio (aunque lo hayas olvidado) después que la  congregación haya inclinado la cabeza para la oración.

La mayoría de las irregularidades en el comportamiento pue­den ser clasificadas como una afrenta al Espíritu de adoración divi­na. Las otras son faltas en la conducta de un caballero y ciertamen­te fuera de lugar en cualquier compañía.

 

(ver en TRABAJO ANEXO, la TERCERA PARTE)

(ver en TRABAJO ANEXO, la CUARTA PARTE)

(ver en TRABAJO ANEXO, la QUINTA PARTE)

(ver en TRABAJO ANEXO, la SEXTA PARTE)

(ver en TRABAJO ANEXO, la SEPTIMA PARTE)

 

 

 

Copyright © 2017 Radio Ecos Celestiales. All Rights Reserved.
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.