La Reprensión

Print
Hits: 585

Reprender a los que están presentes por los que están ausentes es una mala costumbre, si no es mal genio. Las abejas no entrarán en un campo donde no hay miel. Trate con benignidad a las ovejas.

En caso de desórdenes, el mejor plan es detener la predicación, o el servicio, hasta que la paz perfecta sea restablecida, y entonces continuar. Una pausa de medio minuto casi siempre es suficiente.

A cierto evangelista se le oyó requiriendo a un niño que llora­ba en los brazos de su madre, en un lenguaje tal, que destruyó todo el efecto de su mensaje en aquel lugar.

Copyright © 2017 Radio Ecos Celestiales. All Rights Reserved.
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.