Solamente por su Gracia

Print
Hits: 536
No son nuestras fuerzas. No es nuestra capacidad. Tampoco el amor que demostremos a los demás. Ni el bien que podamos hacerles. Solamente la gracia redentora de nuestro buen Dios, es la que nos da entrada al lugar santísimo, y puede salvarnos: “No por obras para que nadie se gloríe, pues es don de Dios”. Es propio del ser humano creer que por no hacerle mal a ninguna persona y realizar actos buenos. Como es darle de comer a un hambriento. Socorrer algún necesitado, o visitar algún enfermo, va a ganarse el cielo. Y hemos escuchado a algunos decir: “yo no le hago mal a nadie. Yo ayudo a todo el que puedo. Mis obras son buenas, no tengo que preocuparme por nada más”. No se dan cuenta que es solamente esa inmerecida bondad de su gracia redentora, la que nos habilita y nos prepara, para realizar todas esas obras buenas que tienen que acompañar al creyente fiel. Demostrando así el cambio que Jesucristo ha hecho en nuestras vidas: “Porque somos hechura suya, criados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó para que anduviésemos en ellas”. Vivamos humillados delante de Dios, reconociendo su grandeza. Agradezcamos todos los días de nuestra vida, esa misericordia y ese amor tan grande que ha tenido con nosotros. Pues nos ha ofrecido gratuitamente esa gracia salvadora que nos transforma, nos perfecciona. Pero sobre todo nos capacita y nos prepara, para entrar a ese reino celestial. Prometido a todo aquel que en obediencia le busca. -Milca Almeida Sólo su gracia me ha sostenido.
Copyright © 2017 Radio Ecos Celestiales. All Rights Reserved.
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.