EL PLACER MÁS GRANDE

Print
Hits: 538
Hay muchas cosas que pueden producirnos placer y algunas, aunque pequeñas, lo consiguen: Una puesta de sol, un cielo estrellado, el perfume y belleza de las flores, una comida que nos guste, un buen libro. Sería interminable enumerarlas, pero el pueblo de Dios disfruta del placer más grande: ¡Sentir a Dios! Y ese privilegio debemos de cuidarlo como un gran tesoro, ya que sentir a Dios es superior a cualquier cosa que disfrutemos. Como es inmutable, debemos de valorarlo hoy como lo hicimos aquel día inolvidable en que lo dejamos todo por seguirle, y ahora que la abundancia que disfrutamos nos proporciona variedad de placeres, no debemos permitir que nos hagan olvidar el más grande de ellos: ¡Sentir a Dios! Luchemos cada día por lograrlo mediante la meditación, la lectura de la Biblia y la oración, y de esa forma, cuando llegue a nuestra vida el dolor por la muerte de un ser querido o su apostasía, la enfermedad u otros sufrimientos que quieran arrebatarnos el gozo, todo será fácil de sobrellevar porque tendremos a Dios a nuestro lado. Los cristianos de la Iglesia primitiva pudieron salir al encuentro de las fieras cantando, porque sentían a Dios y todos los que han permanecido firmes, sirviendo al Señor y manteniendo el ideal, lo han logrado porque han puesto a Jehová por su esperanza, “al Altísimo por su habitación”. Y han podido así experimentar el placer más grande que es sentir a Dios. -María R. Arias Cuidemos y valoremos el placer más grande: ¡Sentir a Dios!
Copyright © 2017 Radio Ecos Celestiales. All Rights Reserved.
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.