LA EXPERIENCIA

Print
Hits: 717
La única carrera que jamás podremos llegar a ejercitar es la de la experiencia. ¡Qué pena! Es una carrera larga y difícil de derrotas y triunfos. Cuando ya nos graduamos, de nada nos sirve pues estamos tan viejos que los más jóvenes nos tildan de anticuados y cada cual prefiere comenzar y terminar su propia carrera. Cuántos errores se evitarían. De cuántos tropiezos nos libraríamos. Cuántos odios y resentimientos evitaríamos que entraran en nuestras conciencias. De cuántos perdones y excusas seríamos exentos. Cuántas lágrimas no hubiesen brotado de nuestros ojos si pudiésemos usar la experiencia adquirida por nuestros mayores. Si yo pudiera darle a alguna alma joven mi experiencia, le daría lo que llevo por dentro: Llevo un temblor de estrella escondido dentro, y un fulgor donde nadie sospecha. Llevo el fuego encendido de mi Dios en el pecho. Llevo un río corriendo de aguas cristalinas que lavan y refrescan mi ser por dentro. Llevo un cantar sublime, un cantar de lenguas extrañas muy dentro, donde sólo lo escucha Dios. Es un cantar que me hace elevarme más allá de los sueños donde habitan los seres que han alcanzado la dicha de elevarse alto. Llevo conmigo a todas partes donde nadie sabe, donde nadie ve, muy dentro de mi alma una bandera hermosa y soberana. La bandera que jamás ha sido mancillada, sólo ha sido lavada en la sangre del Cordero inocente. Es la bandera de la patria celestial. Por ella lucho, prosigo y venzo cada día. -Minerva G. Acanda Si hay temor de Dios en el corazón, aunque no se tenga experiencia, se puede ser fiel.
Copyright © 2017 Radio Ecos Celestiales. All Rights Reserved.
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.