RESPONSABILIDADES COMPARTIDAS

Print
Hits: 650
Amad a vuestros enemigos... (Lucas 6:27,28) ¿A quién se le puede dar el titulo de enemigo? Al que nos aborrece, al que nos maldice, al que nos calumnia. Mi responsabilidad es hablar bien de ellos. Toda persona tiene cosas buenas que nosotros podemos comentar aunque sea nuestro enemigo. Cuando resaltas sus virtudes, los defectos y ofensas se empequeñecen, esa es una forma de amar al enemigo. Bendecir es decir bien, eso te motiva a que sientas una profunda compasión por esa persona al darte cuenta que, teniendo cosas dignas de elogio, se haya convertido en tu enemigo sólo por un momento de descontrol; por una errónea información, o por una terrible jugada del diablo. El amor de que habla Jesús para el enemigo, no nace por sí solo, es un acto de la voluntad. Este tipo de amor no se adquiere sino por un esfuerzo consciente. Amor significa acción. Amar a nuestros enemigos es actuar en busca de sus mejores intereses. Brindemos a nuestros enemigos el mismo respeto y derecho que desearíamos para nosotros. Esa es la parte que nos corresponde hacer cuando nuestra petición es amor en lugar de resentimiento. -Dorcas Martínez
Copyright © 2017 Radio Ecos Celestiales. All Rights Reserved.
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.