MI CARNE DIJO ¡NO!

Print
Hits: 728
Cuántas veces quise e intenté subir la cumbre y mi carne dijo ¡no! Cuántas veces me llené de valor para emprender mi jornada por aquel camino difícil y estrecho y mi carne dijo ¡no! Cuánto quise y ambicioné ser antorcha resplandeciente para iluminar los más obscuros senderos para que otros vieran la luz y no a mí. Pero mi carne siempre dijo ¡no! Cuántas veces quise ser estrella y brillar como la estrella de Belén para guiar a los hombres al pesebre y que muchos encontraran al Salvador. Pero mi carne dijo ¡no! Cuánto he ansiado doblegarme, ser dócil arcilla, convertirme en ese barro moldeable en tus manos, Alfarero, para que hicieras de mí la más perfecta vasija. Mi barro siempre se ha rebelado y ha dicho ¡no! Heme aquí, Alfarero, sólo un montón de barro rebelde que es mi carne diciendo siempre ¡no! Pero mi pobre alma, queriendo romper su cárcel de barro, quiere ascender, quiere ser dócil para que Tú la moldees a tu voluntad. Cómo quisiera doblegar esta carne que me lleva cautiva a la ley del pecado. Cómo quisiera que mi alma se hiciera fuerte y cuando mi carne dijera ¡no! ella triunfante dijera ¡sí! “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” -Minerva G. Aranda Cuando tu carne diga ¡no! di con San Pablo: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.
Copyright © 2017 Radio Ecos Celestiales. All Rights Reserved.
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.